Recuerde:

 

  • Verifi­car que el cirujano plástico ojalá sea miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.

  • Tenga muy presente que quien realice el procedimiento quirúrgico debe ser un especialista en cirugía plástica.

  • Solicitar el nombre del médico anestesiólogo que le atenderá y Verificar que se encuentre inscrito ante la Sociedad de anestesiología.

  • Cerciorarse de que la clínica o institución prestadora de servicios de salud- IPS- elegida sea la adecuada para efectuar la intervención y que esté autorizada por la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de su Departamento.

  • Verificar que la clínica o IPS tenga servicios de urgencias, salas de hospitalización o de cuidados intensivos propias o mediante convenios o contratos, para atender cualquier complicación que se pueda presentar.

  • Dudar de tarifas o planes excesivamente económicos. A veces, para disminuir costos, se obvian requisitos fundamentales como la experiencia médica y/o la calidad de los materiales (que pueden ser inadecuados o no estar aprobados por el INVIMA). Recuerde que su salud y su vida pueden estar en riesgo y que antes de ser un cliente, usted es un paciente.

  • Evitar adquirir “paquetes” de cirugías en los que sean realizados al mismo tiempo múltiples intervenciones, pues estos procedimientos son más complejos, requieren mayor tiempo para su realización y tienen mayor riesgo.

  • No permitir que cualquier tipo de procedimiento quirúrgico sea realizado en un consultorio, por más bonito que parezca. Recuerde que se trata de procedimientos invasivos y que por su seguridad siempre deben ser realizados en un quirófano de una institución habilitada por las entidades competentes.

  • Solicitar, al momento de realizarse la intervención, la constancia que el médico deja por escrito, mediante el consentimiento informado (bien en la historia clínica o en un documento diferente), de que le indicó detalladamente los riesgos y complicaciones que pueden derivarse de la cirugía, de conformidad con las particularidades de cada caso. Usted no debe firmar este escrito en caso de que no tenga una clara explicación. Tómese su tiempo para analizar detalladamente los riesgos.

  • No firmar documentos en blanco y que no contengan los datos del médico que va a practicar la intervención.

  • Seguir las recomendaciones después de la cirugía y, al evidenciar alguna complicación diferente a las explicadas, acudir de inmediato a consulta médica, ello puede contribuir a controlarla de manera oportuna.

  • Verificar que todo tipo de procedimiento invasivo sea realizado por un médico certificado y entrenado. Es importante que usted sepa que la inyección de sustancias, la pigmentación de la piel en cejas, parpados y otras partes del cuerpo no son procedimientos cosmetológicos.

  • Confirmar que quien realiza una cirugía plástica estética sea cirujano plástico estético y reconstructivo, no se deje confundir.

  • Evitar los intermediarios que le ofrecen consulta y valoración gratuita, normalmente, esta es una forma de engaño para ofrecerle servicios a bajo costo con personas no idóneas.