Buscar
  • Diego Barona

Cuidados que debemos tener después de una rinoplastia


Para obtener resultados satisfactorios después de una cirugía de nariz se deben seguir atentamente una serie de instrucciones que asegurarán una recuperación rápida y menos dolorosa. A continuación les contaremos cuáles son los cuidados que deben tener en cuenta una vez se hayan realizado una rinoplastia.

Las primeras 24 horas

La principal recomendación después de la cirugía, es guardar reposo y tratar de no inclinar la cabeza hacia abajo, debido a que esto podría aumentar la inflamación y la pérdida de sangre excesiva.

Naturalmente después de la rinoplastia se siente la cara hinchada, la nariz tapada y un fuerte dolor de cabeza, por lo que es de suma importancia tomar los medicamentos (antibióticos y antiinflamatorios) suministrados por el cirujano, con estricto control. Es importante resaltar que estos medicamentos calmarán la mayoría de las molestias, pero es normal que la hinchazón se mantenga.

Tres días después

Para una óptima recuperación lo aconsejable es ir a consulta con el médico pasados tres días de la rinoplastia para que él pueda ver cómo va la evolución y si es necesario, aplicar algún medicamento en el área operada.

En esta etapa la hinchazón y los moretones alrededor de los ojos y la cara aumentarán. Es importante aplicar compresas frías en la superficie afectada tres o cuatro veces al día para descongestionar la zona de pequeños coágulos de sangre que puedan aparecer. Cabe resaltar que las compresas deben contener frío seco, para así evitar que se moje el espacio intervenido. A la hora de ducharnos debemos cuidar de que no caiga agua en el área de la nariz.

Al momento de dormir se debe hacerlo boca arriba, preferiblemente poniendo la cabeza sobre tres almohadas. Con el paso de los días podemos ir ladeándonos, pero siempre teniendo mucha precaución de no lastimar la nariz.

Una semana después

En esta etapa nuestro cirujano nos quitará el taponamiento, así como el yeso que cubre la nariz, las férulas, vendajes y puntos de sutura, lo que nos permitirá sentirnos más cómodos.

Podremos retomar nuestras actividades normales aunque debemos tener presente que el sangrado nasal puede ser constante. La inflamación y los hematomas desparecerán, a excepción de un poco de hinchazón muy leve. Por lo tanto, es imprescindible no practicar deportes, no asistir al gimnasio y no participar de ninguna actividad que pueda ocasionar un golpe en la nariz y mucho menos que nos exponga a los rayos del sol.

Es recomendable que los pacientes que usan gafas se abstengan de llevarlas puestas por lo menos un mes después de la cirugía y de ser imprescindibles en el día a día, apoyarlas en los pómulos con cinta adhesiva para que no ejerzan presión sobre la nariz. Puede no ser una solución muy elegante, pero seguramente será de alta efectividad para el resultado final de la rinoplastia.

#nariz #rinoplastia #cirugiaplasticacali #salud #belleza #nose

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo